Como yo te amo…

Portada_01

El día 3 de febrero la Parroquia del Santo Cristo del Calvario se lleno de alegría y color, en un ambiente pleno de amor, fidelidad y respeto mutuo. Se celebraba el 50 aniversario de boda de Pedro e Isabel Maria, los dos ángeles que diariamente cuidan de la Iglesia y de todos los que colaboramos en ella. Son padres, hermanos y amigos de todos nosotros, derrochan comprensión a la hora de ayudar a poner el orden necesario en el desarrollo de todas las actividades. Son un matrimonio que desprenden a raudales, cariño y simpatía. Por todo ello el templo estaba lleno de familiares y amigos para vivir con ellos la renovación de sus votos matrimoniales.

El intercambio de los anillos nupciales fue un momento de inmensa emoción que coreó el público, fueron instantes con sabor a historia cercana, a historia de nuestra tierra andaluza, con sabor de barco anclado en puerto firme, con sus 50 años de amor y entrega mutua.

Pizap_Anillos_01

El coro rociero de la Parroquia puso el fondo musical lleno de alegría y letras con autentico sentimiento. A Pedro e Isabel Maria se les veía emocionados, ilusionados y enamorados, seguros de quienes han dado fruto de un árbol fuerte con raíces de una familia numerosa de hijos y nietos, todos pendientes de sus padres y arropándolos en todo momento con inmenso cariño.

La Santa Misa concelebrada por el P. Rafael Rodríguez, párroco de esta Iglesia del Santo Cristo del Calvario y el P. Libio también vinculado durante años a esta Parroquia de Marbella, supieron como nadie impregnar el ambiente de un sentimiento de fraternidad inmensa y cálida comunión en toda la asamblea, representada por los diversos grupos parroquiales unidos en el Amor a Cristo. Amor que hoy resplandecía más con el amor intenso que se celebraba de una unión de toda una vida, la de Pedro e Isabel Maria.

pizap_02

Con su cálido humor malagueño, el P. Rafael supo dar el toque a una sonrisa colectiva, para anunciar que el matrimonio protagonista recibiría una bendición del Santo Padre Francisco por su dedicación a la Iglesia y fidelidad matrimonial. Fue un rotundo aplauso que se mantuvo varios minutos ante tanta emoción. Todos deseamos que  esa bendición sea para cada momento de su larga vida extensiva a toda la familia.

pizap_03

¡Cuanta emoción sincera y plena en los abrazos de los contrayentes y el P. Rafael y el P. Libio! Era la demostración de que día a día existe el vínculo de familia de Dios.

El final de la ceremonia religiosa fue cantando la Salve Rociera, que todo el mundo coreó con el Coro Sierra Blanca y el Coro Rociero de la parroquia, ofreciendo el amor de los protagonistas a la Madre Celestial, en su versión andaluza más internacional.

Coro_Final

Un ágape con solera

Con una organización impecable tuvo lugar el ágape celebrado en los salones parroquiales, donde tanto el buffet como las bebidas no faltaron en ningún momento y todo el mundo estuvo atendido con enorme entrega y cariño. El ambiente rebosaba de alegría y ganas de demostrar que en Andalucía las fiestas tienen ritmo desde el  primer momento. La familia de Pedro e Isabel supieron como nadie poner compás de la alegría de la tierra, con canciones y bailes por sevillanas, bailadas y cantadas con enorme buen hacer. Todo el mundo quería felicitar y besar a estos novios de tanta solera y ellos derrochaban sonrisas y frases amables, tal como suelen hacer siempre en su vida diaria.

agape_01

El coro rociero “Sierra Blanca” puso la nota más ambiental durante todo el evento, con el son, la alegría y el arte que ponen en sus canciones, acompañados por instrumentos rocieros. Un crisol de júbilo para envolver 50 años de una vida plena de amor.

Ya en los postres y con una tarta nupcial de tres pisos, se le hizo entrega de una bandeja de plata en nombre de todos los grupos de la Parroquia. Un detalle en el que todos quisieron colaborar. Un pequeño detalle comparado con el inmenso amor que siempre nos están regalando Pedro e Isabel Maria.

Hay que felicitar a todo el equipo organizador y colaborador y de forma muy especial al P. Rafael que no paro en toda la noche atendiendo hasta los detalles mas pequeños y los mas pesados, cargando mesas y sillas y es que sin lugar a dudas, cada día nuestro párroco demuestra que es pastor del pueblo y para el pueblo; una autentica bendición para la Iglesia del Santo Cristo del Calvario.

agape_03

El fin de fiesta estuvo dedicado a los recuerdos, que mediante un video proyectado se recordaron los momentos mas afectivos del matrimonio, de sus hijos y de sus nietos, con el aplauso de todo el publico asistente y varios coreados de ¡VIVA LOS NOVIOS!.

Pedro e Isabel Maria, desde estas líneas de la pagina web de la Parroquia, queremos expresaros todo nuestro enorme cariño y gratitud por ser como sois, en el deseo de que no cambiéis nunca y que sea por muchos años, con bendiciones plenas llenas de nuestro amor fraternal en Cristo.

Inmaculada y Juan Carlos

Enlace al albúm de galería de fotografía

Isabel María le dedica a Pedro esta canción con todo su amor “Como Yo te Amo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *