Evangelio y palabras para la vida, V Domingo tiempo ordinario

Luz del Mundo

EVANGELIO DEL DOMINGO                                                          S. Mateo 5, 13-16 :

              En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: —«Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos.»

 

PALABRAS PARA LA VIDA: “Sal de la tierra y luz del mundo”

1.En el Evangelio de la Misa de este domingo nos dice: Vosotros sois la sal de la tierra… Vosotros sois la luz del mundo. ¿Qué significa que nosotros somos la sal de la tierra y la luz del mundo? La sal da sabor a los alimentos, los hace sabrosos, los hace agradables y también los preserva de la corrupción.

2.Los cristianos hemos descubierto que somos hijos de Dios y sabemos que Dios nuestro Padre nos regala la vida y nos exige una vida en plenitud, una vida en coherencia con el mensaje de su Hijo Jesucristo. Nuestra fe nos permite descubrir que Dios nos acompaña allá donde vamos, por eso es tan importante ser competentes y honrados en el trabajo, en la familia ser generosos y serviciales, afrontar el dolor y la enfermedad con sentido sobrenatural, …

3.Este ejemplo de vida cristiana hará que muchos se planteen la fe. Nuestra fidelidad al Señor permitirá que seamos sal de la tierra y provocaremos que muchas personas se replanteen la fe.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *