Lectio Divina, palabras para la vida, El buen Samaritano

buen-samaritano

 

PALABRAS PARA LA VIDA

Parábola del Buen Samaritano

1 – En la lectura continua del evangelio de San Lucas hemos escuchado la parábola del Buen Samaritano.

2 – Un Maestro le preguntó al Señor: ¿Que tengo que hacer para heredar la vida eterna? Jesús le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? El Maestro de la ley responde:” Amarás… y al prójimo como a ti mismo”. Jesús le dijo: “Haz esto y tendrás la vida”. El Maestro de la ley le dice: ¿Quién es mi prójimo?

3 – Para un israelita el prójimo son solamente los judíos. Quedan fuera los extranjeros.

4 – Siguiendo esta lógica el Samaritano de la parábola no tendría obligación legal de atender al judío que había sido asaltado en el camino de Jerusalén a Jericó. Sin embargo lo atendió.

5 –Aquí hay un cambio, lo importante no es quien es mi prójimo, lo importante es si yo me comporto como prójimo de todo aquel que me necesite.

6-Jesucristo cumple plenamente con la parábola porque se hace prójimo de cada uno de nosotros, al morir y resucitar por nosotros y traernos la salvación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *