Los Santos de la semana, I domingo de Adviento

Santos I Semana Adviento_ESP

S. Andrés Apóstol-30 noviembre: Era un pescador galileo, hermano mayor de San Pedro Apóstol. Nació en algún momento del primer siglo y originalmente fue discípulo de Juan el Bautista. Tan pronto como vio a Jesús sin embargo lo reconoció inmediatamente como el Mesías y junto con Simón Pedro dejó su hogar y se convirtió en un compañero constante de Cristo. Fue el primer discípulo de Cristo y es muy probable que le presentara a su hermano San Pedro. El Señor prometió hacer a ambos hermanos “pescadores de hombres”. Como uno de los apóstoles más cercanos a Cristo jugó un papel importante en la mayoría de los eventos importantes en Su vida. Es Andrés quien trae a los primeros extranjeros a encontrarse con Jesús. Después de que el Señor ascendió al cielo, la tradición nos dice que Andrés fue a difundir la “Buena Nueva del Evangelio”, en Grecia. Se dice que fue martirizado por los romanos en una cruz en forma de X en la ciudad de Patras. Sus reliquias están en la basílica de San Andrés en Patras, en la catedral de Amalfi en Italia y en la catedral católica romana de Sta. María en Edimburgo (Escocia). Fue declarado patrón de Escocia en 1320 y desde el siglo X la cruz distintiva en forma de X asociada con San Andrés se utilizó en la bandera escocesa. También es patrón de Rumania, Grecia y Rusia.

 

S. Francisco Javier-3 Diciembre: Después de San Pablo, Francisco es probablemente el mayor misionero en la historia de la Iglesia católica. Nació en Navarra, en 1506. Dejó su hogar para estudiar en la universidad de París, donde conoció y se hizo amigo de San Ignacio de Loyola, el fundador de los jesuitas. Con otros cinco hombres tomaron sus votos monásticos en 1534 en Montmartre comenzando la Compañía de Jesús. En 1538 Francisco visitó Roma y dos años más tarde en 1540 el Papa concedió la aprobación a la fundación jesuita. El mismo año fue a las Indias Orientales, desembarcó primero en Goa predicando el Evangelio y reformando la moral de los católicos portugueses que se habían extraviado. Durante los siguientes 7 años vivió entre los pobres de la India, Sri Lanka y Malasia, llevando a Cristo a las castas inferiores y compartiendo su estilo de vida. En 1548 se trasladó a Japón para evangelizar. Cuando estaba en camino a China en 1552 cayó enfermo y murió en la isla de Sian-Chain, su cuerpo fue llevado a Goa. Fue canonizado en 1622 y declarado patrón de todas las misiones extranjeras por el Papa Pío XI en 1927.

 

Santa Bárbara- 4 diciembre: Nació a mediados del siglo III, es una antigua santa griega cristiana. Era hija de un hombre rico llamado Dioscorus. Su padre era muy protector y encerró a Bárbara en una torre para preservarla del mundo exterior. Su padre intentó arreglarle un matrimonio pero Bárbara, que se había consagrado a Cristo y se había convertido al cristianismo en secreto, lo rechazó. Pidió a los constructores que tallaran una ventana adicional en su nueva cámara de baño para que las tres ventanas representaran a la Santísima Trinidad. Después de un interrogatorio de su padre acerca de este acto, se reconoció como cristiana y su padre estaba tan enfurecido que trató de matarla con una espada. Las oraciones de Bárbara sin embargo crearon una abertura en la pared de la torre y ella fue transportada milagrosamente a una garganta de la montaña. Fue llevada ante el prefecto de la provincia Martiniano, torturada terriblemente y arrojada en una prisión oscura, pero ella se negó a renegar de su fe. Todas las noches sus heridas abiertas curaban y las antorchas con las que intentaban quemarla, no la tocaban. Fue decapitada por su propio padre que por esta atrocidad fue consumido en llamas. Bárbara fue enterrada por un cristiano y su tumba se convirtió en un lugar de muchos milagros. Es invocada para la protección contra el fuego y la iluminación y es la patrona de los constructores y arquitectos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *