Los Santos de la semana, III Domingo de Cuaresma

San Nicolás de Flüe-21 de marzo. Nació en el distrito de Unterwalden en 1417. A los 21 años se unió al ejército, donde debido a su eficiencia se elevó al rango de capitán. Cuando tenía 30 años se casó con una hija de agricultores de la ladera de los Alpes y engendró a varios niños. Ocupó la posición del juez y consejero principal en su distrito durante 9 años. Siempre había sido un devoto católico y después de experimentar una visión de un caballo comiendo un lirio que interpretaba como su vida mundana devorando su interior espiritual, abandonó a su esposa e hijos para seguir su vocación. Abrazó la vida ascética con vigor y vivió como un ermitaño en Ranftchine en Suiza, donde estableció un chantry (un tipo de edificio de iglesia). Cariñosamente ganó para sí el apodo de hermano Klaus. Dedicó completamente el resto de su vida a Dios y a la oración. Según una leyenda sobrevivió 19 años viviendo sin alimento aparte de la consumición de la santa Eucaristía. Experimentó muchas visiones simbólicas y la gente viajó de todas partes para consultarlo. Murió en 1487 rodeado de su esposa e hijos y fue canonizado por el Papa Pío XII en 1947. Es el santo patrón de Suiza y guardias suizos.

 

Santa Catalina de Suecia-24 de marzo. Nació en Suecia en 1330 y fue hija de Santa Brigitta de Suecia. A los 7 años fue enviada a la abadía de Risburgh por sus padres y colocada bajo el cuidado de la abadesa para recibir una educación y para construir un fundamento para su vida espiritual. A los 13 años fue dada en matrimonio a Lord Egard Von Kyren, un noble alemán. La pareja tomó votos de absoluta castidad dedicando sus vidas a Dios. En 1349 Egard murió mientras Catalina estaba en Roma con su madre. Catalina acompañó a Brigitta en varias peregrinaciones incluyendo una a Tierra Santa. Cuando Brigitta murió Catalina se convirtió en la abadesa en el convento Brigittine en Vadstena originalmente fundado por su madre y permaneció aquí hasta su muerte en 1381. Allí asumió la tarea de formar la comunidad con el reglamento que su madre había escrito. Durante los últimos 25 años de su vida fue conocida por su estilo de vida austero y la práctica de hacer uso diario del sacramento de la confesión. Se dice que escribió una obra devocional, titulada “consuelo del alma” en sueco medieval, de la que aún existe una copia. Cuando murió fue llorada por toda Suecia como su madre. Fue canonizada en 1484 por el Papa Pío I.

 

Sta. Rafqa-25 de marzo. Nació Butrusiye (Petra, o Petrita), en Hemlaya en el Líbano en 1832. Sus padres eran cristianos devotos que la animaban a orar diariamente. Cuando tenía sólo 7 años tristemente su madre falleció y fue enviada a trabajar en el servicio doméstico durante 4 años en Damasco. A su regreso al Líbano se enfrentó al dilema de escoger a un esposo de dos pretendientes, desesperada por no causar una disputa familiar a través de su propia elección, oró a Dios por una respuesta. Su decisión final sorprendió a su familia: Dios le había pedido que se convirtiera en una “Novia de Cristo” renunciando así al mundo terrenal y sus placeres. Se unió a la orden de los Mariamettes fundada por el fraile José y en 1862 tomó sus votos temporales como monja. Pasó todo su tiempo libre en el estudio y la oración y junto con otra hermana de la misma fundación estableció una escuela para las muchachas en la aldea de Maad. Empezó a oír las voces de los santos que la dirigieron a entrar en la orden libanesa marionita donde terminó sus votos finales en 1872. En 1885 solicitó a nuestro Señor participar en su sufrimiento en la Cruz e inmediatamente comenzó a experimentar fuertes dolores de cabeza y dolor de ojo. Por el resto de su vida adquirió varias aflicciones corporales y después de años de sufrimiento murió en 1914. Se registró que después de que fuera enterrada en el monasterio de St Josephs una luz brilló sobre su tumba constantemente durante 3 años. Fue canonizada por San Juan Pablo II en 2001.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *