Los Santos de la semana, VII Domingo tiempo ordinario

Santos de la Semana VII DTO ESP

 

Beatos Francisco y Jacinta Marto-20 de febrero. Eran hermanos, hijos de Manuel Marto y Olimpia de Jesús. El 13 de mayo de 1917 en Aljustrel, aldea de Fátima, en Portugal, experimentaron una serie de visiones de la Virgen María junto con su prima Lucía Santos. La Madre María se identificó ante ellos como “La Señora del Rosario”. Durante la primera aparición les dijo que regresaran al mismo lugar en Cova de Iria el 13 de cada mes durante los próximos 6 meses. En la época de las visiones, Francisco tenía 9 años y Jacinta 7. Durante las visiones, la Virgen María les enseñó a aprender a leer y escribir, ya que eran simples pastores, pero lo más importante es que los animó a orar constantemente para obtener la paz en el mundo y el final de la guerra en Europa. Los niños debían orar por la liberación y conversión de las almas pecadoras y por Rusia, que pronto sería víctima del comunismo. Durante una aparición Nuestra Señora dijo a Jacinta y a Francisco que pronto serían llevados al cielo mientras Lucía permanecería en la tierra para continuar con la obra de Dios. Francisco murió de gripe a la edad de 11 años en 1919 y su hermana Jacinta de la misma enfermedad poco después en 1920 a los 9 años. Ambos niños fueron enterrados en la Basílica de Fátima. En palabras del Papa Benedicto XVI, “Las apariciones de Fátima fueron sin duda las más proféticas de todas las visiones modernas”. Francisco y Jacinta fueron beatificados el 13 de mayo de 2000 por San Juan Pablo II, siendo Jacinta el menor más joven en ser bendecido. Ambos son invocados por aquellos que sufren de enfermedades y aflicciones corporales.

La Cátedra de San Pedro-22 de febrero. Esta fiesta es una celebración muy antigua, que existía en Roma desde el siglo IV. La silla, una estructura de roble que se cree fue utilizada por San Pedro en Roma, está encerrado en una envoltura de bronce esculpido que fue diseñado por Gian Lorenzo Bernini en el siglo XVII y se encuentra en el ábside de la Basílica de San Pedro en el Vaticano. La fiesta conmemora el día en que San Pedro celebró su primer servicio como obispo de Roma y es símbolo de la autoridad que le fue dada por Jesús para gobernar la Iglesia. San Pedro es el “Príncipe de los Apóstoles”, y el primer Papa, le dijo Jesús, “tú eres Pedro la roca y sobre esta roca edificaré mi iglesia”, Mat.16.18. En este día conmemoramos la unidad de la Iglesia fundada sobre el apóstol Pedro y renovamos nuestro asentimiento al magisterio del Romano Pontífice. Durante la edad media era costumbre exponer la silla anualmente a los fieles y el recién elegido Papa era solemnemente entronizado en esta venerable silla. El asiento que es un gran trono ornamental está apoyado por las estatuas de 4 doctores de la Iglesia, San Agustín, San Ambrosio, San Juan Crisóstomo y San Atanasio, y representa la misión especial asignada a San Pedro y a sus sucesores de atender al rebaño de Cristo Rebaño, manteniéndolo unido en la fe.

Santa Walburga-25 de febrero. Fue una monja, escritora y misionera franca que nació en una familia aristocrática en Devonshire en Inglaterra en 710, su padre era S. Richard el Peregrino y sus hermanos fueron Stos. Winebald y Willibald. A la edad de 11 años fue confiada a la custodia de la abadesa de Wimborne, donde recibió una excelente educación y permaneció durante 26 años. En 748 fue enviada junto con San Lioba y un grupo de monjas a Alemania para ayudar a su tío San Bonifacio a convertir al cristianismo a los alemanes, que eran entonces predominantemente paganos. Fue durante esta tempestuosa travesía marítima a Alemania cuando se arrodilló y rezó a Dios para calmar la tormenta, y el barco ancló milagrosamente en Alemania en aguas tranquilas. Por esta razón es invocada por los que sufren de hidrofobia y especialmente por los marineros en una tormenta. Fue nombrada abadesa del doble monasterio de Heidenheim en 751, fundado por su hermano Winebald, pero cuando éste murió ella se convirtió en la cabeza superior de hombres y mujeres, y aquí permaneció hasta su muerte por causas naturales en 779 el 25 de febrero. Fue enterrada por primera vez en Heidenheim, pero más tarde sus restos fueron enterrados junto a su hermano Willibald en Eichstadt en una pequeña iglesia llamada la Santa Cruz. Walburga escribió una biografía de la vida de sus hermanos Winebald y una obra en latín de sus viajes a Palestina. A menudo se hace referencia a ella como la primera autora de Inglaterra y de Alemania. Fue canonizada el primero de mayo de 870 por el papa Adrián II.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *