Los Santos de la semana X Domingo del tiempo ordinario

Santos_Plantailla_ES

 

Sto. Tomás de Kempis—7 junio. Nació en Alemania en 1379. De niño asistió a una escuela dirigida por los “Hermanos de la Vida Común.” En 1406 entró en el noviciado de los Canónigos Regulares en el monasterio del Monte Santa Inés, donde su hermano era su superior. En 1413 fue ordenado sacerdote y en 1429 fue nombrado Sub-Prior del monasterio. Su obra teológica más famosa es “La Imitación de Cristo”, que ha perdurado a lo largo de los siglos y ha sido traducida a más idiomas que cualquier otro libro, que transmite una comprensión profunda y clara del Corazón de Jesucristo. Kempis también compuso poemas, himnos y una serie de cartas. Escribió: “cuando Jesús está con nosotros todo está bien, nada parece difícil, sin embargo, cuando Jesús está ausente todo es duro”.

 

Efrén – 9 Junio. Nació en Turquía el año 306. No fue bautizado hasta que llegó a la edad adulta. Sirvió como maestro y diácono de 4 Obispos consecutivos de Nísibis. En el año 364 se estableció como un asceta solitario en el monte Endessa en Turquía, permaneciendo allí hasta su muerte en el año 373. Fue un teólogo prolífico y compositor de homilías e himnos de los cuales escribió más de 400. Escribió muchos de sus himnos con el fin de contrarrestar las herejías arrianas. Se cree que es el autor del famoso tratado sobre la dirección espiritual llamado el “Libro de los pasos”.  Es el patrón de los directores y líderes espirituales.

 

Bernabé – 11 Junio. Nació en Chipre, de ascendencia judía y originalmente se llamaba José. Vendió todas sus propiedades y dio las ganancias a los apóstoles de Cristo. Uniéndose a la comunidad de los primeros cristianos en Jerusalén se le dio por éstos el nombre de Bernabé, que significa ‘hombre esforzado’. Se convirtió en seguidor y compañero del apóstol Pablo. Difundió la Buena Nueva del Evangelio a través de Chipre, Antioquía de Siria, Perga y Licaonia convirtiendo a muchos al cristianismo, y participó en el concilio en Roma. Se cree que fue martirizado por lapidación en Salamina en Chipre en el año 61. Tradicionalmente identificado como el fundador de la Iglesia ortodoxa de Chipre, su principal santuario es en el monasterio de San Bernabé en Famagusta en Chipre. Es el patrón de Marbella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *