Los Santos de la semana XXII DTO

Santos_Plantailla_XXII_ESP

 

Martirio de S. Juan Bautista – 29 de Agosto:   Esta fiesta se centra en el martirio y decapitación de S. Juan Bautista, que murió por la fe por la que vivió. Juan fue el último profeta del Antiguo Testamento y el primero de los nuevos, era “una voz que clama en el desierto” que anuncia la venida del Mesías y prepara el camino al Señor. Juan se dedicó totalmente a Dios y su Palabra. Fue encarcelado por oponerse al matrimonio de Herodes Agripa con Herodías, que era la esposa del hermano de Herodes. Un año más tarde Herodes festejaba su cumpleaños, y Salomé, hija de Herodías, bailó para él. Él estaba tan contento con ella que le dijo que le concedería cualquier cosa que ella deseara. Herodías había buscado vengarse de Juan durante mucho tiempo y le dijo a su hija que pidiera la cabeza de Juan el Bautista en un plato. El rey respetaba a Juan, pero había dado su palabra por lo que en consecuencia, Juan fue decapitado y trajeron su cabeza a Salomé en una bandeja.

 

Santos Félix y Adauto – 30 de Agosto.  Fueron legendarios mártires cristianos que se decía que habían sufrido la persecución bajo el gobierno de los emperadores romanos Diocleciano y Maximiano a comienzos del siglo IV. Según la leyenda, aunque no hay datos históricos, Félix era un sacerdote cristiano romano que se negó a ofrecer sacrificios a los dioses romanos. Debido a su desobediencia fue llevado ante el prefecto Dracus a los templos paganos de Serapis, Mercurio y Diana. Se dice que Félix pidió ayuda a Dios y los ídolos paganos se rompieron y cayeron al suelo. Debido a este incidente fue conducido a la ejecución, y en el camino a su muerte un desconocido romano cristiano se unió a él, y se le dio el nombre Adauto, que significa el añadido. Adauto a menudo es representado como un soldado romano mártir. Su veneración es muy antigua, se conmemora en el Misal de San Gregorio el Grande y en los antiguos martirologios. El principal santuario está situado en Viena, a donde sus restos fueron trasladados en 1361.

 

San Gregorio Magno – 3 de Septiembre. Fue doctor de la Iglesia Latina y obispo de Roma desde 590 hasta su muerte en 604. Nació en el seno de una familia de prestigio, pero después de la muerte de su padre vendió sus propiedades y transformó su casa familiar en un monasterio que dedicó al apóstol Andrés. En 586 se convirtió en abad de esta comunidad. En 590 se convirtió en el primer monje en ser nombrado Papa. Se le dio el título de “siervo de los siervos de Dios” que tiene Vicario de Cristo desde entonces. También se le describe como el “Apóstol del Inglés” por su gran obra misionera para convertir los anglosajones al cristianismo a través de la cooperación de San Agustín. Es recordado por sus grandes obras teológicas incluyendo sus “Cartas inglesas” y la “Regla Pastoral”. Es también conocido por sus composiciones musicales dedicadas a Dios y dio su nombre al canto gregoriano. Murió por causas naturales en Roma a los 64 años. Es el patrón de los estudiantes, los músicos y los maestros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *