Los Santos de la semana XXIX DTO

Santos_XXIX_ESP_

 

San Lucas Evangelista-18 de octubre: Es el tercer evangelista de los evangelios canónicos. También el libro de los Hechos de los Apóstoles se atribuye a él. Se cree que nació en Antioquía, Siria, en algún momento del primer siglo, y que era un gentil griego que se convirtió al cristianismo y fue discípulo de San Pablo a quien acompañó en varios viajes. Se le nombra 3 veces en las cartas de San Pablo. Así en Colosenses 4.14, San Pablo se refiere a él como “el más querido médico”. Su Evangelio se conoce a menudo como “el Evangelio de la Misericordia” y es el único que contiene la parábola de “El Hijo Pródigo”. Los informes de su muerte son contradictorios, en algunos dicen que fue martirizado, otros sugieren que vivió una larga vida. La tradición más antigua que tenemos dice que murió en el año 84 en Beocia después de instalarse en Grecia para escribir su Evangelio. Es el santo patrón de los médicos, cirujanos y artistas.

 

San Pedro de Alcántara-19 de octubre: Fue un fraile franciscano y místico nacido en Alcántara en Extremadura en 1499 en una familia noble. Asistió a la Universidad de Salamanca, donde estudió leyes. Cuando terminó sus estudios se unió a los franciscanos y fue ordenado sacerdote en 1524. En 1538 se convirtió en Superior y trató de establecer un orden estricto, pero se encontró con la oposición y renunció a su cargo. Después consiguió la aprobación del Papa y estableció una nueva comunidad conocida como los “alcantarinos”, que siguieron la estricta disciplina y la vida ascética de San Francisco. San Pedro era un hombre carismático y un excelente predicador que tenía una gran afinidad con los pobres. Fue enviado como asesor de Santa Teresa de Ávila y la ayudó a establecer su primer convento antes de morir en 1562. Fue canonizado en 1699 por el papa Clemente IX. La ciudad de San Pedro Alcántara en la provincia de Málaga lleva su nombre. Es el patrón de Extremadura, Brasil y de la Adoración nocturna del Santísimo Sacramento.

 

San Juan Pablo II-22 de octubre: Él nació Karol Josef Wojtyla en Wadowice en Polonia en 1920 y fue uno de los dos niños que sobrevivieron nacidos de un capitán del ejército polaco profundamente religioso. Cuando tenía 8 años de edad murió su madre, y cuando tenía 12 falleció también su hermano sobreviviente Edmund. Karol era un joven de gran talento y conocedor de una amplia variedad de idiomas, que le sirvieron bien durante su tiempo como Pontífice. Se crió en un régimen estrictamente nazi y, debido a su buen corazón ayudó a muchos judíos para escapar de esta tiranía a la que se refirió como “bestialidad”. En 1941 decidió unirse a un seminario tras la muerte de su padre. Ordenado en 1946, recibió un doctorado en Sagrada Teología de la Universidad Jagellónica y en 1958 se convirtió en el obispo de Ombi. En 1964 fue nombrado Arzobispo de Cracovia y en 1967 se elevó al rango de cardenal. Después de que Juan Pablo I murió apenas un mes después de su elección en 1978, Karol se convirtió en el primer Papa no italiano en 400 años. Fue un firme defensor de los derechos humanos y utilizó su influencia para lograr el cambio político que incluye la caída del comunismo. A su muerte, de la enfermedad de Parkinson a los 84 años en 2005 había viajado a 129 países diferentes. Fue canonizado por el Papa Francisco en abril de 2014, y el Vaticano para entonces ya había atribuido 2 milagros a su intercesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *