Meditando el Evangelio IV Domingo de Adviento

(Lectio Divina)
Four lighted candles on Advent

Palabras para la vida:

 

Hoy cuarto domingo de Adviento y a las puertas de la celebración del cumpleaños de Jesucristo Nuestro Señor, la liturgia de la Iglesia nos pone delante en la primera lectura una profecía de Miqueas. En el plan de Dios el lugar donde iba a nacer el Mesías era en Belén, la ciudad donde nació el rey David.

 

En una pequeña  aldea de Judea nacería el Mesías. Belén es símbolo del deseo de una humanidad que busca la paz.  Podemos recordar las palabras del ángel que cerca de Belén anunció a los pastores: “Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor”.

 

Desgraciadamente en nuestro mundo hay multitud de conflictos: guerras, violencia en las aulas, violencia contra los profesores, violencia contra la autoridad, conflictos laborales, conflictos familiares,…

 

Por eso los cristianos hemos de llevar a cabo en nuestra vida lo que decía San Francisco: llevar amor donde hay odio, perdón donde hay ofensa, alegría donde hay tristeza, verdad donde hay error.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *