Meditando el Evangelio IV Domingo del Tiempo Ordinario

fano-guardad-mis-mandamientos

Palabras para la vida: 31-I-2016

IV Domingo del Tiempo ordinario

San Pablo nos está explicando que la caridad es un don muy superior al resto de los dones que Dios concede a los humanos.

Encontramos en este himno un importante reflexión de cómo debe ser nuestro amor al prójimo. El amor al prójimo para un cristiano no se reduce a algo sentimental, ni al llevarse bien, ni al ayudar a los demás para sentirnos superiores.

La caridad es descubrir que nuestro prójimo es hijo de Dios. Cumplir lo que nos dice el Señor en el capítulo 25 de San Mateo: “Cada vez que lo hicisteis con un de estos mis pequeños hermanos, conmigo lo hicisteis”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *