Misionero de la Misericordia, Iglesia de San Juan y los Santos mártires de Málaga

LA PUERTA SANTA

AÑO JUBILAR DE LA MISERICORDIA 

 Hijo Prodigo

 

El 2 de abril del 2016 era muy esperado como un día de peregrinaje para poder pasar la Puerta Santa de la Catedral de Málaga, en este año tan especial del jubileo de la Misericordia. El arciprestazgo de Marbella y Estepona, demostraron unión y amor, con  más de 800 personas unidas en fraternidad de Cristo en un maravilloso viaje y encuentro de las 15 parroquias pertenecientes al mismo. La Encarnación, El Calvario, Divina Pastora, Las Chapas, Nueva Andalucía, San Pedro, Cancelada, Estepona, Manilva, Sabinillas, Casares, Istan, Ojen. Todos unidos por el mismo lazo de alegría cristiana, de esperanza y de fe. 12 sacerdotes acompañaban los numerosos grupos.

 

Cuando SS. el Papa Francisco inauguró  el año jubilar de la Misericordia el 8 de diciembre festividad de la Inmaculada, día en el que se celebraba el 50 aniversario de la clausura del Vaticano II; nombrando las Iglesias  principales del mundo como Puertas Santas, para que con  profesión de fe, contrición, confesión, oración por el Santo Padre y limosna, se recibiera la indulgencia plenaria. ¡Cuanta alegría fraterna, unidad, perdón, devoción y amor!

20160402_141411 (Copiar)

Los 14 autobuses partieron desde sus parroquias hacia Málaga, llenos de gracia de Dios porque en los corazones de todos reinaba la unidad de Cristo y por Cristo, en nuestra Parroquia del Calvario, la coordinadora de nuestro autobús, fue la siempre cariñosa y amable Pilar Ramírez.

20160402_142429 (Copiar)

Queremos dar testimonio desde la Parroquia del Calvario, de la que  salieron a las 9 de la mañana dos autocares al completo, recogiendo la convivencia de un viaje maravillosamente organizado bajo todos los aspectos, transporte, visitas, charlas, encuentros, comida y convivencia. El Padre D. Rafael Rodríguez supo coordinar de forma insuperable toda esta enorme caravana de hombres y mujeres deseosos de llenarse de la gracia de Dios, su Misericordia infinita y el Amor pleno del Padre. Reconociendo que el Sr. Arcipreste D. José López Solórzano  como director de este inolvidable encuentro mostró su siempre cara afable y cariñosa para con todos. Nos supo llevar con ilusión, alegría, esperanza y jubilo por cada uno de los lugares recogidos. Hay que decir que los horarios fueron con puntualidad británica.

20160402_113802 (Copiar)

La primera parada fue en la Iglesia de San Juan y los Santos Mártires de Málaga, paseando el centro de la capital costasoleña con asombro de los viandantes, que veían con simpatía, tantos grupos, bien organizados, encabezados por sacerdotes. Todo un testimonio publico de unidad y fraternidad cristiana.

Misionero Misericordia

Allí nos dió la bienvenida D. José López con palabras muy cariñosas hacia  Don Felipe,  Párroco de la céntrica y prestigiosa Iglesia que nos acogió en la primera etapa de este jubileo, dando paso a la intervención del Misionero de la Misericordia, Don Alfonso Crespo,  nombrado por el Papa Francisco para servir de enlace con los peregrinos que se acercan a la Puerta Santa, recibiéndonos en el altar mayor presidido con las imágenes de la Virgen de las lágrimas y favores y el Cristo de la Veracruz.

 

La charla de inicio de peregrinaje de D. Alfonso Crespo fue una exposición sencilla y cercana preparando los corazones para recibir la indulgencia del jubileo de la Misericordia.

Collage_1 (Copiar)

“¿Por qué vengo con ilusión? ¿Nos ha movido la Misericordia para entrar por la Puerta Santa? Jubileo es júbilo, alegría. El papa Francisco nos ha convocado a toda la Iglesia a tomar conciencia de que Dios nos envuelve. Tenemos por Padre un padre Misericordioso, podemos ver el rostro de Dios, tocamos la mano de Dios. La misericordia sana y cura. Son tiempos duros e incomprensibles, dando lugar a que se diga y con razón,  que allí donde unos ven basura otros ven comida. Los cristianos tenemos que caminar en sintonía con las necesidades del mundo, con los hermanos mas necesitados, tal como nos dice el Papa, quien posee una enorme capacidad de comunicar, siendo un líder de primer orden, mostrando siempre empatía y cercanía y no deja a nadie indiferente, llegando siempre al corazón.”

 

Llamándonos a ser misericordiosos como el Padre lo es y exponiéndonos una serie de interrogantes y respuestas  para elevar los sentimientos y el alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *