Vigilia Pascual 2019

Queridos amigos ,el sábado pasado celebramos el hecho central de nuestra fe , la resurrección de Jesús, el paso de la muerte a la vida , del pecado a la salvación, de la tristeza a la alegría, del odio al amor.

En nuestra parroquia se bautizaron también tres ni­ños, Hugo y Jose, hermanos y Curro.

Comenzó la Vigilia con la liturgia de la luz, bendiciendo don Rafael el fuego en la puerta de la iglesia. Es un rito precioso , de sus llamas se enciende el Cirio Pas­cual que simboliza a Cristo resucitado y su luz , todos los fieles nos encontramos fuera de la iglesia que está a oscuras con las luces apagadas porque Cristo, su luz, está muerto.

En ese momento entramos en la iglesia y nos colocamos en los bancos mientras don Rafael, portando el Cirio Pascual encendido entró cantando “luz de Cristo ” y los fieles contestamos “demos gracias a Dios”, los seminaristas y los monaguillos fueron llevando la llama del Cirio a las velas de cada fiel en una simbología preciosa de la luz de Cristo que se va extendiendo de una persona a otra y la iglesia se ilumina , este año los jóvenes trajeron también la imagen de Jesús Resucitado y la pusieron en el altar.

En ese momento Mariluz Fernández cantó maravillosamente el Pregón Pascual , a mí me llenó de emoción , las palabras son preciosas y la música también.

Continuó la ceremonia con las lecturas de la Palabra de Dios que hacen un recorrido por la historia de la salvación , empezando por la creación, la liberación de Egipto , una lectura del profeta Ezequiel , cada una acompañada por un Salmo …es un resumen de la historia del amor de Dios por los hombres a pesar de nuestra infidelidad, de nuestro pecado , de tantas veces como a lo largo de la historia el hombre le da la espalda a Dios y adora otros ídolos.

Terminadas las lecturas del antiguo testamento se canta el Gloria solemne acompañado de las campanas . Se encienden las luces de la iglesia y las velas del altar y se lee la Epístola de San Pablo .En el Aleluya pregonamos la alegría y la certeza de que Cristo ha resucitado y por último don Rafael proclamó el Evangelio.

A mí esas lecturas y esos salmos me emocionan , me llenan de gozo y de agradecimiento hacia nuestro Dios tan paciente y misericordioso.

Después tuvo lugar el rito del bautismo de los tres niños y la confirmación de los dos mayores. Ellos estuvieron muy atentos y contestaron muy bien a todas las preguntas que les hizo don Rafael . Otro milagro del amor de Dios que nos hace hijos después de sepultar nuestros pecados en la muerte de Cristo y nos hace resucitar con El.

En el momento de la comunión, comulgaron Curro y Jose por primera vez .

Realmente ha sido una celebración preciosa, muy so­lemne y emotiva . Le damos las gracias a Dios , a don Rafael por todo el trabajo , a Pedro , nuestro sacristán, a los seminaristas , a los monaguillos y a todos los que participaron en la celebración.

Cuando terminó la misa que estuvo animada por el coro de la familia y el trío lírico bajamos al patio a to­mar chocolate con churros que estaban buenísimos.

Marmen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *